La calle a los hermanos de La Salle Sennen y Mauricio, el merecido homenaje a dos grandes botánicos

Jesús Andújar (Diario de Melilla 11/09/2018)

Responsables de La Salle, el presidente Imbroda y la consejera Mohatar
Responsables de La Salle, el presidente Imbroda y la consejera Mohatar (Foto: Guerrero)

Se busca reconocer su contribución científica con trabajos como el “Catálogo de la Flor del Rif oriental” publicado en 1933

 

Con el respaldo de la familia lasaliana de Melilla, se inauguró ayer la calle situada a la espaldas del centenario colegio de la Salle, dedicada a los hermanos Sennen y Mauricio, dos afamados botánicos que elaboraron, entre otros trabajo, el “Catálogo de la Flor del Rif oriental” en 1933. El presidente Imbroda destacó “la gran cantidad de personas importantes que ha dado la Salle, tanto en el sentido humano como profesional”.

El hermano Crescencio Terrazas fue el encargado de descubrir la placa de la calle en la que reza: “Hermanos de la Salle Sennen y Mauricio, botánicos pioneros del estudio de la flora del Rif”. Tras la bendición del acto, tomó la palabra el director del colegio la Salle, Próspero Bassets, explicó que hace dos años, gracias al trabajo “de algunas personas y la generosidad de otras, se empezó un proyecto que hoy termina” que tenía como fin poner en valor una importantísima aportación que “no estaba recogida ni en la memoria histórica de Melilla y ni en la de La Salle”, la de los hermanos Sennen y Mauricio que “hicieron un trabajo muy importante para la ciudad y para la ciencia, que quedó en el olvido”. Hace dos años Juan Antonio González y Pedro Paredes se hicieron cargo de la trascripción y traducción de esa obra confeccionada por estos dos religiosos a comienzos del siglo pasado sobre la Flora del Rif oriental “para que llegara al gran público” y con la decisión de la Fundación Ciudad Monumental de reeditar esos libros “se inició un camino que eral el del reconocimiento a estos dos hermanos”.

La última contribución a este reconocimiento vino de la mano del presidente que “nos dijo que algún día tendrían una calle para que perdurara en el tiempo y hoy ya la tienen y la familia lasaliana le da las gracias de nuevo a la Ciudad Autónoma, porque permite que se conozca uno de los trabajos científicos más importantes que se han hecho en Melilla en todos los tiempos”.

Por su parte el presidente de la Ciudad dijo sentirse satisfecho de que con esta calle se cierre un ciclo de reconocimientos “a dos científicos tan importantes que dio La Salle”.

Destacó además la relevancia que ha tenido este centro escolar en Melilla y “la cantidad de personas importantes que ha dado tanto en el sentido humano como profesional; un colegio ejemplar que ha sido faro de lo que tiene que ser la educación humanística en la ciudad”.

Afirmó que por parte de la Ciudad “hemos reconocido justamente, bastantes facetas de la Salle”, como la plaza San Juan Bautista que se inauguró por el centenario del centro, la calle de los Hermanos de la Salle, la publicación del libro de estos dos científicos y la calle con sus nombres. “Estoy satisfecho de acudir a este acto en el que dos científicos son reconocidos para que perdure la labor que han hecho, y por ello, estimular a los maestros a seguir en este camino y no me duele en prenda decir que la Salle ha sido, es y será algo grande en Melilla”, dijo.

Print Friendly, PDF & Email
Please follow and like us: