Bélgica: Coro de niños “de lustige heivinken” – 56 años de historia

Bélgica: “Coro de niños “de lustige heivinken” – 56 años de historia

El coro de niños “De Lustige Heivinken” fue fundado en 1930 por el Hno. Majoor (Arnold Bijnens) en la escuela de San Juan en la ciudad de Waterschei (Bélgica). La mayoría de los alumnos de la escuela eran hijos de mineros del carbón.

Pronto, aquel coro de niños se hizo muy popular actuando en toda la provincia de Limburg e incluso en Radio K.V.R.O., del Instituto Nacional de la Radio. Diversos artículos de prensa de entonces afirman que aquellos niños encantaron y emocionaron a sus audiencias con conciertos musicales que ofrecían gran variedad de actuaciones incluyendo el canto, la declamación…, Incluso, durante la Segunda Guerra Mundial, ofrecieron conciertos en numerosos lugares. En 1945 el Hermano Majoor fue enviado a la comunidad de Bilzen y el Hermano Michel (Jozef Stuer) se hizo cargo de la batuta. Su trabajo consistió, sobre todo, en cantar durante las celebraciones litúrgicas y, aunque fue por un corto tiempo, aseguró la continuidad del coro.

En 1950, el Hermano Arnold (Camiel Van Den Eeckhout) fue transferido a Waterschei. Además de enseñar como profesor, fue el líder de ‘Chiro’ (un movimiento juvenil), el responsable del club hortícola local y el nuevo director del coro. ¡Todas estas tareas las realizó con un gran corazón!

Durante 27 años, demostró ser una persona altamente motivada, un maestro competente y apasionado, un compañero muy estimado y un director de coro excepcional. Bajo su inspirador liderazgo, el coro de niños “De Lustige Heivinken” adquirió un gran renombre tanto en Bélgica como en el extranjero. El 25 de septiembre de 1977 el Hermano Arnold moría repentinamente. ¿Sería éste el final de aquel famoso coro de niños?

Afortunadamente, Jaak Jacobs, un antiguo corista, se ofreció a dirigir el coro junto con Moniek Draelants y Gilbert Bongaerts, quienes, durante muchos años, habían sido colaboradores cercanos del Hermano Arnold. Ellos, continuaron dirigiendo el coro durante 9 años más, de acuerdo con la visión y el espíritu del Hermano Arnold. Durante ese período, el coro produjo e interpretó 2 musicales, grabó 3 LPs, hizo 3 giras de conciertos por toda Bélgica y otras 3 giras en el extranjero durante las vacaciones.

El impacto social, pedagógico y musical del coro desde 1930 hasta 1986 no tiene precedentes en la región minera de Genk, situada en la provincia de Limburg ni en toda Bélgica. Incluso internacionalmente, el coro de niños llegó a jugar un relevante papel.

Aspectos más destacados de los 56 años de historia de este coro de niños lasalianos:

  • Más de 1.000 conciertos.
  • Ensayos casi a diario para practicar un repertorio en constante renovación.
  • Un nuevo uniforme cada 6 años.
  • 35 conciertos y giras de vacaciones en el extranjero (Italia, España, Francia, Alemania, Checoslovaquia Polonia, Gran Bretaña, Córcega, Holanda, Suiza, Austria, Yugoslavia … )
  • Logro de premios en concursos de alto nivel.
  • Invitación a cantar ante el rey en el palacio real.
  • Retransmisiones por radio y televisión en Bélgica y en el extranjero.
  • Grabación de 13 LPs y 9 singles.
  • Concesión del disco de oro en 1969.
  • Medalla de la UNESCO y medalla de Schubert.
  • En 1969, cada miembro del coro recibió una medalla personalizada de “Pro Música”, la primera entregada en Bélgica.

Aproximadamente 950 niños de la zona minera de Genk fueron miembros del coro a lo largo de su historia. El número de coristas variaba entre 35 y 120. Genk era una ciudad multicultural en la que aquel coro, en el que había niños de más de 15 nacionalidades diferentes actuó como un sistema socializador: mientras ensayaban, actuaban y viajaban juntos, los niños aprendían a vivir unidos en un contexto multicultural. Todos estaban inmersos en un ambiente de atención, disciplina, esfuerzo y amistad de unos para con otros. Aunque ninguno tenía educación musical, en la prensa nacional se los llegó a comparar con el coro de niños de Viena.

Además de la excelente educación brindada por los Hermanos de las Escuelas Cristianas, los niños se beneficiaron del esfuerzo que los Hermanos ponían en el desarrollo integral de cada niño individualmente: aprendizaje, habilidades, desarrollo cultural, espíritu religioso y deportivo… Todo ello contribuyó a crear amistades para toda la vida pero, especialmente, como hijos de mineros del carbón, aquellos niños se sentieron importantes, apreciados y felices.

En el mes de septiembre de 2017 se celebraron 40 años del fallecimiento del Hermano Arnold. (Ya no existe la escuela de los Hermanos en esta ciudad) Gracias particularmente a los señores Gilbert Bongaerts, Moniek Drealants y Ward Vanhengel se montó en el salón del “Casino Modern” de Genk  una impresionante exposición de fotos ampliadas, grabaciones  musicales, videos, diplomas, premios, uniformes y muchos otros objetos de la historia del coro. Numerosos antiguos alumnos acudieron al cementerio de los Hermanos en Bokrijk a orar y dar gracias a Dios por la vida de quienes educaron. Varios ministros del gobierno de Flandes, el alcalde de Genk y otras autoridades participaron en sesiones académicas muy bien organizadas. Todos expresaron su admiración por la labor de aquella escuela lasaliana en la educación de los hijos de los mineros, que fueron capaces de cantar como los ángeles.

Print Friendly, PDF & Email
Please follow and like us: