ARTICOLO DEL CORRIERE DELLA SERA CRONACA DI ROMA SUL LICEO BIOMEDICO DEL PIO IX AVENTINO

Roma, nuovo liceo «biomedico»: scienza, tecnologia e laboratori

di Flavia Fiorentino

Carenza di medici, concorsi deserti da Nord a Sud, previsioni che indicano 47mila ospedalieri in meno nell’arco di una decina d’anni. E, più in generale, il gap ormai strutturale tra il numero di laureati in materie tecnico-scientifiche, sempre più esiguo, e le richieste da parte delle aziende del settore, costantemente in crescita. Un tentativo di dare una risposta alle esigenze del mercato del lavoro, anche con l’obiettivo di frenare la fuga dei talenti, arriva dal Lazio, dove quest’anno partirà il primo «Liceo delle scienze applicate con curvatura biomedica». Una proposta innovativa che punta su competenze avanzate negli studi scientifico-tecnologici attraverso l’approfondimento di materie che spaziano dalla fisica medica alla biologia, dalla matematica alle scienze della terra, da farmacia a veterinaria, chimica e robotica.

Un progetto che nasce all’Istituto paritario Pio IX all’Aventino, dopo la «chiusura» due anni fa, del liceo classico e scientifico. A tenere a battesimo questo nuovo indirizzo sarà Mario Rusconi, storico preside del Newton, ex del Tasso e portavoce nell’Anp (Associazione nazionale presidi) dei dirigenti scolastici della Regione. Ufficialmente in pensione dal 2012, Rusconi è oggi di nuovo preside al Pio IX. «L’indirizzo biomedico faciliterà i ragazzi ad affrontare i test di medicina, veterinaria, ingegneria o altri corsi a numero chiuso, ma aprirà le porte anche a tante nuove professioni che si stanno delineando nel campo delle biotecnologie e della statistica medica. Servono attività laboratoriali, acquisizione di competenze sul campo e non solo lezioni frontali».

Il percorso di studi, svolto in parte in lingua inglese, sarà affiancato da attività laboratoriali di 30 ore all’anno presso l’Università Cattolica e l’ospedale Gemelli. «Una proposta che integra l’offerta della scuola superiore tradizionale con gli insegnamenti più innovativi degli ultimi dieci anni — aggiunge Rusconi — . Dal coding, la capacità di progettare a livello informatico, fino alla robotica. Si rivolge a quei giovani che hanno passione per l’informatica e internet ma non vogliono restare solo degli “smanettoni”».

Si parte quest’anno con 12 studenti, ma già dal prossimo si punta ad avere due prime classi di una ventina di alunni ciascuna. «C’è molto interesse anche da parte delle ragazze – spiega il preside -. Le donne rappresentano il 53% dei laureati ma sono ancora molto poche quelle che scelgono materie scientifiche. Nei nostri corsi abbiamo molte docenti donne, come Simona Nanni, dell’istituto di Patologia medica e semeiotica del Gemelli, o Donatella Lucchetti, del corso di Patologia generale alla Cattolica. E poi la mia vicepreside, Vittoria Ceravolo». E su che effetto fa tornare ancora una volta da preside tra insegnanti e studenti, Rusconi non ha un attimo di esitazione: «Mi sembra di aver fatto ieri l’ultimo consiglio dei docenti. Una sensazione che sorprende anche me».

Please follow and like us:

Comienza la Tercera Edición del Programa de Formadores Lasalianos como Máster propio en el Distrito ARLEP

El sábado día 8 de septiembre dio comienzo la Tercera Edición del Programa de Formadores Lasalianos en el Centro La Salle ARLEP. A partir de esta tercera edición, el programa se ha convertido en máster propio de La Salle, con el incremento de un nuevo módulo de 50 horas para la habilitación en transmisión y comunicación, así como para el uso de las tecnologías para la formación.

En este primer encuentro de presentación participaron 12 profesores (dos por Sector), designados por el Equipo de Animación del Distrito. Los profesores fueron acompañados por los formadores expertos, que les facilitarán el desarrollo de los tres módulos correspondientes al primer año del curso, los Hermanos Jon Lezámiz, Antonio Botana, Josep Espuny y Antonio Trujillo. Además, estuvieron presentes también los profesores del Centro Superior La Salle de Aravaca, que impartirán algunos de los contenidos del nuevo módulo transversal implementado, y el Delegado distrital de Formación e Identidad, Juan García, que coordina el curso.

Tras la presentación de las claves de este proceso formativo, los participantes pusieron en común las expectativas y los interrogantes que les acompañan en el inicio de esta nueva aventura, que se sitúa en el curso en que vamos a celebrar el Tricentenario de la muerte de San Juan Bautista De La Salle, ocasión propicia para responder a la Propuesta 2 que nos hacía el 45º Capítulo General para este periodo Intercapitular: revitalización desde la memoria viva de los orígenes del Instituto a la luz del Evangelio, y que ayude en la relectura creyente que renueva nuestra vida y nuestra misión como respuesta creíble hoy.

Please follow and like us:

La calle a los hermanos de La Salle Sennen y Mauricio, el merecido homenaje a dos grandes botánicos

Jesús Andújar (Diario de Melilla 11/09/2018)

Responsables de La Salle, el presidente Imbroda y la consejera Mohatar
Responsables de La Salle, el presidente Imbroda y la consejera Mohatar (Foto: Guerrero)

Se busca reconocer su contribución científica con trabajos como el “Catálogo de la Flor del Rif oriental” publicado en 1933

 

Con el respaldo de la familia lasaliana de Melilla, se inauguró ayer la calle situada a la espaldas del centenario colegio de la Salle, dedicada a los hermanos Sennen y Mauricio, dos afamados botánicos que elaboraron, entre otros trabajo, el “Catálogo de la Flor del Rif oriental” en 1933. El presidente Imbroda destacó “la gran cantidad de personas importantes que ha dado la Salle, tanto en el sentido humano como profesional”.

El hermano Crescencio Terrazas fue el encargado de descubrir la placa de la calle en la que reza: “Hermanos de la Salle Sennen y Mauricio, botánicos pioneros del estudio de la flora del Rif”. Tras la bendición del acto, tomó la palabra el director del colegio la Salle, Próspero Bassets, explicó que hace dos años, gracias al trabajo “de algunas personas y la generosidad de otras, se empezó un proyecto que hoy termina” que tenía como fin poner en valor una importantísima aportación que “no estaba recogida ni en la memoria histórica de Melilla y ni en la de La Salle”, la de los hermanos Sennen y Mauricio que “hicieron un trabajo muy importante para la ciudad y para la ciencia, que quedó en el olvido”. Hace dos años Juan Antonio González y Pedro Paredes se hicieron cargo de la trascripción y traducción de esa obra confeccionada por estos dos religiosos a comienzos del siglo pasado sobre la Flora del Rif oriental “para que llegara al gran público” y con la decisión de la Fundación Ciudad Monumental de reeditar esos libros “se inició un camino que eral el del reconocimiento a estos dos hermanos”.

La última contribución a este reconocimiento vino de la mano del presidente que “nos dijo que algún día tendrían una calle para que perdurara en el tiempo y hoy ya la tienen y la familia lasaliana le da las gracias de nuevo a la Ciudad Autónoma, porque permite que se conozca uno de los trabajos científicos más importantes que se han hecho en Melilla en todos los tiempos”.

Por su parte el presidente de la Ciudad dijo sentirse satisfecho de que con esta calle se cierre un ciclo de reconocimientos “a dos científicos tan importantes que dio La Salle”.

Destacó además la relevancia que ha tenido este centro escolar en Melilla y “la cantidad de personas importantes que ha dado tanto en el sentido humano como profesional; un colegio ejemplar que ha sido faro de lo que tiene que ser la educación humanística en la ciudad”.

Afirmó que por parte de la Ciudad “hemos reconocido justamente, bastantes facetas de la Salle”, como la plaza San Juan Bautista que se inauguró por el centenario del centro, la calle de los Hermanos de la Salle, la publicación del libro de estos dos científicos y la calle con sus nombres. “Estoy satisfecho de acudir a este acto en el que dos científicos son reconocidos para que perdure la labor que han hecho, y por ello, estimular a los maestros a seguir en este camino y no me duele en prenda decir que la Salle ha sido, es y será algo grande en Melilla”, dijo.

Please follow and like us:

One Year in Mission Together!-Un Année en Mission Ensemble-Un Año Juntos en Misión

Fondazione De La Salle Solidarietà Internazionale is a non profit organization engaged in the defense of children and youth at-risk  of socio-educational exclusion all over the world. We work to provide quality education and to promote environmental, economic and social sustainability to ensure the self sufficiency of our projects.

One Year in Mission Together!

One Year in Mission Together, a Prayer for each Project, a Project for each week, is an editorial project realized for schools and ministries on the occasion of the tricentenary celebrations in 2019.
It highlights 52 ministries from across our Lasallian community, provides a brief explanation of their services, geographically maps their location, and welcomes a prayer for each ministry.

With a prayer for each project and a project for each week of the year, this unique Lasallian calendar will accompany our students throughout this important school year.

This publication will enable all of us to discover more about our international network and all the development programs carried out by our Lasallian family.

We invite you to post it in classrooms and libraries to highlight our geographical diversity and local responsiveness.

Each page is divided into two parts: the left side contains a brief description, a photo, and statistics regarding the project; the right side contains a map locating the ministry along with a unique prayer. Each Lasallian region is identified by a dedicated color.

One Year in Mission Together is also an educational resource which teachers may use across the school curriculum to enrich a given subject from an international Lasallian perspective. Please reach out to us if you have any questions or need any further information on how this might be a resource for your ministry.

We hope this publication will inspire us all, strengthening our Lasallian family all over the world!

Download it!

One Year in Mission Together
Un Anno in Missione Insieme
Un Anée en Mission Ensemble
Un Año Juntos En Misión
Please follow and like us:

ARLEP da la bienvenida al curso 2018-19 con el lema “Somos La Salle”

Este 3 de septiembre arranca oficialmente el nuevo curso 2018-2019, y, como cada año, afrontamos los próximos meses con la mayor de las ilusiones y preparados para los retos. Este curso el lema “Somos La Salle” marcará nuestro camino, un camino que nos lleva a celebrar el 300 aniversario del fallecimiento en Ruán (Francia) de nuestro fundador San Juan Bautista de La Salle. La fecha nos ofrece la mejor ocasión para celebrar la vida y dar un nuevo empuje a nuestro modo de ser y vivir como personas comprometidas con Jesús y con el carisma recibido a través de la figura de Juan Bautista y, tras él, por tantos y tantos Hermanos y lasalianos durante estas tres centurias. 

Es un momento especial también para mirar y volvernos a dejar impresionar por la realidad, redescubriendo nuestras raíces de dónde arranca nuestro sentir “Somos La Salle”, además de reafirmar nuestra identidad y hablar de fidelidad a un proyecto que ha perdurado en el tiempo gracias al esfuerzo de todos los que formamos parte de la comunidad lasaliana, trabajando cada día para seguir traspasando las barreras del tiempo y el espacio, proyectándonos hacia el futuro, dibujando nuevas respuestas educativas para tantos niños y jóvenes, así como comunidades humanas, que tienen necesidades. 

Celebramos los 300 años del nacimiento de una comunidad, con el convencimiento de que es necesario seguir trabajando para su continua recreación, apostando por comunidades fuertes, creadoras e innovadoras, que sean protagonistas y animadoras del proyecto y que sigan dotándolo de fuerza y futuro. No queremos olvidar, tampoco, que estos 300 años encierran un compromiso generoso de Hermanos y lasalianos para dar vida al proyecto de La Salle, que ha ido variando en la expresión, a la vez que se llenaba de vida y de creatividad, adaptándose al paso del tiempo gracias a las personas inmersas en él, que han sabido dejar huella en cada época. Hablamos de innovación, creatividad y capacidad para centrarse en las personas y sus necesidades, para responder cada día durante estos siglos a quienes más lo han requerido. Para lograrlo, el proyecto lasaliano no ha perdido de vista su fuente de inspiración: el Evangelio de Jesús, un pilar esencial para recorrer el camino y no detenerse ahora. 

Todos “Somos La Salle”: Hermanos, asociados y lasalianos. Todos y cada uno de nosotros formamos parte de esta historia y nos sentimos protagonistas de su ayer, nuestro hoy y del futuro, siempre juntos y en asociación. 

El curso también se verá tocado por la declaración en todo el Instituto de 2019 como año de las vocaciones lasalianas y como año jubilar lasaliano, un año para prestar atención a las riquezas de nuestra vocación y de las diferentes vocaciones; conocerlas para descubrir las formas diversas de responder a la misión y desarrollar una cultura vocacional en el seno de nuestras obras educativas y sociales. Hoy, como entonces para San Juan Bautista de La Salle, merece la pena este proyecto. Hoy, como entonces, “Somos La Salle: un corazón, un compromiso, una vida”. 

Este 3 de septiembre arranca oficialmente el nuevo curso 2018-2019, y, como cada año, afrontamos los próximos meses con la mayor de las ilusiones y preparados para los retos. Este curso el lema “Somos La Salle” marcará nuestro camino, un camino que nos lleva a celebrar el 300 aniversario del fallecimiento en Ruán (Francia) de nuestro fundador San Juan Bautista de La Salle. La fecha nos ofrece la mejor ocasión para celebrar la vida y dar un nuevo empuje a nuestro modo de ser y vivir como personas comprometidas con Jesús y con el carisma recibido a través de la figura de Juan Bautista y, tras él, por tantos y tantos Hermanos y lasalianos durante estas tres centurias. 

Es un momento especial también para mirar y volvernos a dejar impresionar por la realidad, redescubriendo nuestras raíces de dónde arranca nuestro sentir “Somos La Salle”, además de reafirmar nuestra identidad y hablar de fidelidad a un proyecto que ha perdurado en el tiempo gracias al esfuerzo de todos los que formamos parte de la comunidad lasaliana, trabajando cada día para seguir traspasando las barreras del tiempo y el espacio, proyectándonos hacia el futuro, dibujando nuevas respuestas educativas para tantos niños y jóvenes, así como comunidades humanas, que tienen necesidades. 

Celebramos los 300 años del nacimiento de una comunidad, con el convencimiento de que es necesario seguir trabajando para su continua recreación, apostando por comunidades fuertes, creadoras e innovadoras, que sean protagonistas y animadoras del proyecto y que sigan dotándolo de fuerza y futuro. No queremos olvidar, tampoco, que estos 300 años encierran un compromiso generoso de Hermanos y lasalianos para dar vida al proyecto de La Salle, que ha ido variando en la expresión, a la vez que se llenaba de vida y de creatividad, adaptándose al paso del tiempo gracias a las personas inmersas en él, que han sabido dejar huella en cada época. Hablamos de innovación, creatividad y capacidad para centrarse en las personas y sus necesidades, para responder cada día durante estos siglos a quienes más lo han requerido. Para lograrlo, el proyecto lasaliano no ha perdido de vista su fuente de inspiración: el Evangelio de Jesús, un pilar esencial para recorrer el camino y no detenerse ahora. 

Todos “Somos La Salle”: Hermanos, asociados y lasalianos. Todos y cada uno de nosotros formamos parte de esta historia y nos sentimos protagonistas de su ayer, nuestro hoy y del futuro, siempre juntos y en asociación. 

El curso también se verá tocado por la declaración en todo el Instituto de 2019 como año de las vocaciones lasalianas y como año jubilar lasaliano, un año para prestar atención a las riquezas de nuestra vocación y de las diferentes vocaciones; conocerlas para descubrir las formas diversas de responder a la misión y desarrollar una cultura vocacional en el seno de nuestras obras educativas y sociales. Hoy, como entonces para San Juan Bautista de La Salle, merece la pena este proyecto. Hoy, como entonces, “Somos La Salle: un corazón, un compromiso, una vida”. 

Please follow and like us: